Serendipia

Desde hace un tiempo vengo sin poder hablar.

Palabras necias que no encuentran una forma de expresar.

Nunca es sencillo cuando todo ha ido mal.

Así es como entras a esta historia.

Y vuelvo a empezar.

Vuelvo a soñar.

Vuelvo a creer que el mundo es digno de batalla

al oírte hablar,

puedo pensar

que hay esperanza en este mundo desalmado.

Lo siento en tu mirar.

 

Eres la fuerza que me inspira para dibujar

los trazos de un bulevar mejor para andar.

Quiero estar siempre a tu lado ángel celestial.

Dichoso de que quieras albergar a este pequeño mortal.

 

Nadie en mi vida más que tú vino a enseñar las lecciones necesarias.

Me enseñaste a amar.