Resiliente

El cielo se perdió

junto a mi corazón,

se marcharon de mi lado

sin decir adiós.

El destino renunció

toda participación en esta farsa.

Un mundo que hoy se murió.

 

Y me vuelvo a levantar

una vez más de esta herida mortal.

Sin importar lo que otros digan, aunque me cueste la vida.

Volveré a luchar otras diez mil batallas más.

No voy renunciar…

No hay sentido en un mundo sin ganar.

 

Aunque se selle mi destino,

no dejaré de caminar.

Mi prima es aguantar,

hasta mis metas alcanzar!